Buenos Aires se entrega a la música de Astor Piazzolla

Argentina, y Buenos Aires, su gran capital, conservan intactas las dos almas que dividen el país casi desde su fundación, hace 200 años. Está el lado caótico, convulso, en eterna crisis y desde hace 40 años, desde los durísimos 70, en clara decadencia económica y social, con índices de pobreza inimaginables hace 50 años en la rica Argentina. Y por otro lado está la Buenos Aires de los artistas, del Teatro Colón, del Centro Cultural Kirchner, del Malba, la Fundación Proa, de las 3.000 obras de teatro que se estrenan cada año en una ciudad con una agenda cultural inabarcable. Es la Buenos Aires cosmopolita, sofisticada, por la que pasan todo tipo de artistas internacionales, la misma que acaba de elegir Al Pacino para desarrollar su espectáculo más íntimo en el Teatro Colón. Esa Buenos Aires exquisita, con músicos geniales, se rinde este año en especial a Astor Piazzolla, uno de sus representantes más genuinos.

La música de Piazzolla, fallecido en 1992 y que ahora tendría 95 años, invade Buenos Aires estos días con un particular homenaje: la Experiencia Piazzolla, en la Ciudad Cultural Kónex, que durante seis días lleva a Buenos Aires a músicos fascinados por el autor de Adiós nonino.

El martes fue el primer concierto con dos grandes protagonistas: Jairo y Julia Zenko, que han recorrido el mundo cantando la música del argentino, además del Quinteto Astor Piazzolla. “Recuerdo cuando íbamos a verlo a París, a su departamento en la Ille de Sant Louis, y estaba allí, corpulento, tocando con su piano que tenía en el balcón, siempre componiendo”, contaba Jairo.